Cómo organizar las mesas de los invitados

El cómo organizar las mesas de los invitados el día de tu boda es un aspecto importante de la planificación sobre todo si tenéis ideas para planear una boda muy original. Una vez tengáis las confirmaciones de asistencia de vuestros invitados, tendréis que pensar en este detalle y empezar a crear un plan de asientos o un pequeño mapa para tenerlo visualmente más claro. Nosotros os hablaremos de los tipos de mesas para banquete más utilizados y recurrentes para esta ocasión.

 

Cómo organizar las mesas de los invitados

 

Redondas

Lo bueno de las mesas redondas para boda es que todos los invitados se pueden ver y escuchar bien y esto es bueno porque permite la comunicación en todo momento y así no se forman grupitos o se deja a alguien de lado o fuera de la conversación. Es ideal tanto como para los grupos de invitados que sabes que se conocen y se llevan muy bien como para juntar a esos invitados que no sabes dónde sentar, ya que con este estilo de mesa de banquete, tienen la oportunidad de conocerse y entablar conversación, quién sabe si a partir de aquí puede nacer una amistad ¡o una boda!

Os recomendamos que para la decoración de mesas redondas no utilicéis centros de mesa muy altos, ya que se perderían todas las miradas y la unión entre invitados.

 

 

Cuadradas o rectangulares

Las cuadradas tienen la misma función que las redondas pero tal vez por el estilo o la decoración de boda que queráis usar, os interesaría más cuadradas, ya que es algo diferente y os apetecería arriesgar por un estilo así. También depende mucho del espacio que dispongáis en el lugar.

Las mesas rectangulares son más comunes y son ideales si tenéis muchos invitados y el sitio del banquete es más reducido, ya que con estas mesas pueden caber muchos más comensales. Os recomendamos que no pongáis a ningún invitado en las esquinas, solo en los laterales, ya que las personas que presiden la mesa pueden llamar mucho la atención y que el resto de invitados se queden más apartados o se sientan menos participativos. Aunque esto lo podéis utilizar a vuestro favor y colocar al más timidillo presidiendo y al más dicharachero en mitad de estas mesas, así todos pueden recibir la misma atención, ¡la decisión es solo vuestra!

 

 

Imperiales

Las mesas imperiales para boda son las más fáciles de organizar, ya que son mesas muy largas y dependiendo de la cantidad de invitados con muy pocas puede bastar. Podéis ponerlas en paralelo o con forma de T o U para darle un toque más íntimo, colocando solo comensales en la parte exterior para favorecer la visibilidad entre ellos. Estas mesas son muy familiares y al aire libre quedan muy bonitas. Recuerdan a esas películas donde las grandes familias se reunían para comer y entre todos se pasaban la comida, reían y transmitían muchísima calidez. También os pueden recordar tal vez a las mesas que usaron vuestros padres en el día de su boda, ya que eran muy típicas hace años pero se dejaron de usar por las redondas, ahora vuelven a estar muy de moda y si tenéis un estilo vintage, no dudaría en usar las mesas imperiales para la boda.

Son ideales si tenéis muchísimos invitados y no queréis calentaros la cabeza en dividirlos en grupos. También podéis ser más originales dando la opción de asientos libres, así cada uno puede escoger dónde sentarse y estar así más cómodo en vuestra boda.

 

 

Mesa presidencial o mesa de los novios

Os recomendamos que para vuestra mesa presidencial utilicéis una que sea rectangular y que esté colocada en el lateral del banquete, así tendréis la visión de todos vuestros invitados. También aconsejamos que haya un máximo de 6 personas en la mesa de novios y de 8 a 10 personas por mesa en la de los invitados, de esta manera todo puede estar mejor repartido.

Las mesas más cercanas a vosotros podría ser la de los familiares o amigos muy íntimos e incluso organizar las mesas de un lado de la mesa presidencial para la familia de la novia y del otro lado para la del novio. Una vez que las mesas más cercanas a vosotros ya se hayan distribuido, se procedería a sentar a vuestros compañeros o conocidos que tengáis menos relación, incluso a esos amigos de algún familiar vuestro que habéis invitado (o han invitado) por compromiso.

 

 

Por último, os recomendamos no elegir sentar a todos los niños solos en una mesa, es aconsejable sentarlos junto a sus padres al menos durante la comida/cena, ya que si están únicamente ellos en una mesa sin supervisión, terminaréis por tener niños corriendo por todo el salón. Si muchos de vuestros invitados tienen niños pequeños o incluso vosotros tenéis a vuestro chiquitín en vuestra boda, una muy buena opción es contratar a una animadora para que esté con los niños y haga juegos para ellos, ¡serán los que más se divertirán!

 

 

¡Ah, por cierto! No os olvidéis en las mesas de los invitados incluir a vuestros fotógrafos, ya que trabajan durante todo el día, están cansados y necesitan comer para llenarse de energía y seguir con el trabajo. A nosotros nos vale incluso hasta el menú infantil.

 

¿Aún no tenéis quién os haga vuestro reportaje? ¿Queréis que seamos vuestros fotógrafos? Simplemente haced click en este botón y escribidnos:

¡QUEREMOS QUE SEÁIS NUESTROS FOTÓGRAFOS!