Preboda en Cullera


Eso que un día vas paseando por el paseo marítimo, que ya de por sí es bonito, ves unas casitas de colores la mar -nunca mejor dicho- de monas y dices… ¡Este sitio da para una preboda! Como teníamos cerca la sesión de Alina y Gabriel se lo comentamos y les propusimos que trajeran camisetas de los colores que les indicaríamos para así utilizar el círculo cromático, los colores análogos y los colores complementarios, para hacer una imagen más potente. Ellos, majísimos como son, compraron aquellos modelos que les habíamos indicado, a retratarles que fuimos. Una tarde fantástica de mucho color, mar, cerveza en primera línea de playa y amor.







Déjanos un comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *








Otros trabajos