Razones para casarse en invierno

Si todavía no habéis reservado fecha para vuestra boda o justamente es en temporada de invierno y no estáis muy convencidos de ello, hoy os vamos a dar varias razones para casarse en invierno. Porque sí, no solo hay que pensar en verano para hacerlo, existen más meses a lo largo del año y hay que darle una oportunidad al invierno. Si no es motivo de peso deciros que casarse en invierno es mucho más original y diferente y que el clima realmente puede hacer que resulte más romántica e inolvidable, os damos otros motivos para planear la boda.

 

Razones para casarse en invierno

 

Vestido de novia y traje de novio

En cuanto a vestimenta se refiere, en invierno tenéis muchas más variables y posibilidades para vestiros. Por ejemplo para el vestido de novia, podéis optar por uno con mangas francesas o de manga larga y despreocuparos si la tela es muy gruesa ya que así os abrigaría más. Los vestidos suelen ser como las cebollas, tienen muchas capas, así que al menos podréis lucir vuestro vestido perfecto sin estar sudando todo el tiempo o acaloradas. Además, podréis llevar complementos que en verano sería una locura llevarlos, como abrigos, chaquetas, capas de encaje o boleros de novia.

En cuanto al traje de novio, será un gran alivio casarse en invierno porque ellos tienen que sufrir sí o sí la camisa de manga larga, el chaleco y la chaqueta en verano, así que para ellos será un respiro e irán mucho más cómodos. Además, pueden optar por una bufanda de seda en vez de llevar una corbata o pajarita y así tener un look más original y diferente.

 

 

Sitios para casarse en invierno

Si en verano lo que más abunda son las bodas en la playa, ¿por qué no optamos por lo opuesto en invierno? Si queréis ser más originales y no os apetece celebrarlo en un salón de bodas, la opción ideal es una boda en la montaña. Imaginaros una casa de campo, una cabaña o una villa señorial completamente decorada para vuestro gran día. El clima frío hará que todo se sienta más íntimo y acogedor tanto en la ceremonia como en el convite, perfecto para celebrarlo con vuestros familiares y amigos. Además, seguro que la noche de bodas será perfecta con el clima de invierno ya que lo único que querréis al quitaros los trajes será daros un baño de agua caliente y meteros debajo de las mantas bien abrazaditos. A ver quién se abraza en verano con esa intensidad…

Y lo bueno del invierno es que podréis disponer de algún lugar que os guste mucho y que normalmente no esté disponible en verano, e incluso salir a esquiar al día siguiente. Es bueno señalar además que muchos lugares ofrecen hasta un 50% de descuento por reservar fecha en esta temporada, así que con lo que os ahorréis, podréis daros un caprichito o invertirlo en otra cosa para la boda.

 

 

Decorar una boda en invierno

Uno de los elementos decorativos que pueden protagonizar en vuestra boda de invierno son las luces. Tanto guirnaldas de colores como velas artificiales o figuras navideñas. Nosotros os recomendamos que elijáis una gama de colores y que la decoración se base en eso, por ejemplo los tonos rojos, verdes y azules irían muy bien en una boda de esta temporada. El fuego también podría ser otro elemento y si vuestro lugar dispone de chimenea, sería un rincón muy bonito para decorar y le daría un toque más familiar al ambiente.

 

 

 

Menú de boda en invierno

Los menús de invierno son los mejores, platos calientes para los días fríos: asados, carnes, sopas, pescados… Hay muchísima más variedad que en verano y no hay nada más acogedor que sentarse cerca de los tuyos en invierno y comer algo sabroso y bien caliente. Además podríais añadir en el postre unas tazas de chocolate caliente, ¡qué rico! O hacer un rincón de mesa dulce con turrones, chocolates, polvorones y bombones, que al menos tendréis la suerte de que no se os derretirán.

 

 

Fotografía de boda en invierno

En cuanto a las fotografías, la luz tenue del invierno hará que las imágenes salgan con un tono especial. Nosotros ya realizamos una sesión de preboda en invierno y nos gusta mucho jugar con las luces que hay en el exterior como en las decoraciones navideñas que hay en el interior de los locales. Vuestro reportaje fotográfico de bodas sería diferente y se contrastaría con el ambiente frío que podría haber en la calle, en el exterior y en el cóctel, con el ambiente cálido que habría en la ceremonia y en el convite. Sin duda querríamos estar allí para retratar ese día tan especial y daros un reportaje bien completo y personalizado.

 

¿Aún no tenéis quién os haga vuestro reportaje? ¿Queréis que seamos vuestros fotógrafos? Simplemente haced click en este botón y escribidnos:

¡QUEREMOS QUE SEÁIS NUESTROS FOTÓGRAFOS!