Sobre nuestra filosofía de trabajo

A la hora de contratar cualquier proveedor de bodas, consideramos importante no solo conocer su trabajo sino también sus valores y filosofía de trabajo, ya que suele ser la base donde se establece y el motor que les mueve a hacer lo que hacen. Es por ello que queremos escribir este post para ser lo más transparentes posibles y explicar cómo entendemos la fotografía de bodas, cómo trabajamos y en qué creemos para conseguirlo.

 

Nuestros valores y filosofía de trabajo

 

La naturalidad por encima de todo

No nos cansamos de decirlo y de repetirlo una y mil veces y es que nuestra manera de ver la fotografía de bodas es de ser natural, que disfrutéis de vuestro enlace y vuestra gente, y de no entrometernos en el día de la boda. No queremos que poséis, no queremos que finjáis una pose que no la habéis hecho en vuestra vida, queremos que estéis lo más cómodos posibles y que viváis vuestro momento sin que os enteréis que os están haciendo fotos. En las sesiones de preboda y postboda, al estar nosotros solos, os podemos aconsejar cómo estar, pero nunca os impondríamos una postura o una pose en la que no estuvierais a gusto o no fuera vuestra. En el día de la boda ni os molestaremos, dejaremos que fluyáis y viváis vuestro día como queráis para que así al ver vuestro álbum de boda, os veáis naturales, bonitos y tal y como sois, ¡no es necesario fingir nada en un día tan especial!

 

Fotografía con más nostalgia

En un día tan esperado y bonito como una boda, a la hora de fotografiar es muy fácil caer siempre en los retratos. Todo el mundo quiere fotografiarse por lo guapo que se ha puesto, que si un selfie para que se vea ese maquillaje tan chulo que se ha hecho, que si una foto de todas las amigas de la novia porque llevan el recogido a juego, que si una foto de los novios en algún momento emotivo de la ceremonia… Y a ver, todo eso está muy bien y nosotros lo fotografiaremos, pero no queremos quedarnos solo ahí. Ver todo un reportaje de fotos únicamente de retratos se suele hacer algo monótono. Nosotros fotografiaremos también los lugares, tanto vuestras casas a la hora de prepararos como vuestra iglesia, banquete o salón. Y le daremos especial mimo a todos esos detalles que habéis puesto en vuestra boda, a la decoración bonita que habéis escogido, a los rincones con flores, velas, cartelitos y mesas dulces, todo lo que forma parte de vuestra boda estará en el reportaje fotográfico y es que ¿alguna vez habéis visto una fotografía de vuestra casa hace 15 años y habéis sentido esa nostalgia por dentro? Pues nosotros queremos hacer vuestras fotos de bodas para que cuando las volváis a ver dentro de 5, 10, 20 o 5o años sintáis ese cariño por dentro al recordar cómo era la habitación en la que os estabais cambiando, cómo eran los detalles florales en las sillas de los invitados y todo ese ambiente tan especial captado en esa fecha. Habrán retratos, por supuesto, pero también momentos, abrazos, sorpresas y todo el tiempo que estuvisteis planeando ese día ahí, en vuestras fotos.

Nuestra filosofía de trabajo

 

Pagos fáciles para los novios ¡y sin sorpresas!

A veces hablar de dinero resulta incómodo y en las reuniones con posibles proveedores pueden quedar asuntos por el aire. A nosotros nos gusta dejarlo todo claro, hablar de los precios de cada servicio con transparencia y claridad, siempre ofrecemos los precios con el IVA incluido para que no resulte un lío o mareo para los novios calcular el precio final, además de que no pedimos un precio extra por el simple hecho de reservar vuestra fecha, solo cobramos por los servicios ofrecidos y además ofrecemos el pago de una manera fácil para las parejas; el precio total de los servicios contratados lo repartimos en tres pagos para que no os veáis agobiados por hacerlo de golpe o en la misma fecha de la boda. Por otra parte todo queda cerrado y con fechas fijadas que no se solapen con la boda. Jamás se nos ocurriría hablar de pagos en el día de la boda ni os exigiríamos algo que no se haya mencionado antes en la firma del contrato.

 

Todo firmado bajo contrato

Cuando decíamos que nos gusta hablar con transparencia y claridad, nos referimos a que todo queda explicado en el contrato, ya sea la cantidad de fotos que entregamos, las características del vídeo de la boda, los servicios contratados, el tiempo de entrega del reportaje, los pagos realizados y recibidos, lo que podría pasar en un caso excepcional y cualquier pregunta que puedan tener los novios queda aclarada. Estamos supercontentos con la relación que tenemos con nuestras parejas porque nunca se han quedado con dudas sobre nuestro trabajo, han tenido todo controlado y eso hace que se sientan más seguros y confiados con nosotros, cosa que nos encanta.

 

Todo el reportaje entregado en máximo dos meses

Esta es una de las cosas que están explicadas en el contrato y motivo de orgullo y diferenciación: entregamos todo el reportaje contratado en un máximo de dos meses a contar a partir del día después de haber realizado las fotos. Es decir, que si os casáis en octubre, en diciembre ya tendréis el trabajo en vuestras manos. Si contratáis la sesión de postboda entonces sería contar dos meses después de esta sesión, fácil ¿no? Entendemos vuestras ganas e ilusión por ver las fotos y enseñar el álbum a vuestros amigos y no podríamos haceros esperar meses incluso un año o dos, que son casos que hemos escuchado y que no compartimos. Además, todas las fotos que entregamos estarán editadas una a una, sin marcas de agua y a alta resolución. No va con nosotros ensuciar con publicidad un reportaje tan íntimo y personal. Todo el trabajo lo entregamos con mucho mimo, con detalles muy cuidados y todo personalizado para cada pareja, porque son diferentes y es por eso que cada reportaje entregado también.

 

Respeto y privacidad de los niños

Son más las parejas que tienen hijos antes de casarse, de hecho casi la mitad de nuestros novios ya han sido papis y han llevado a su hijo como el portador del anillo o van delante de la novia-mamá. Estos niños también están presentes en la preparación de los novios y la verdad es que están para comérselos, así tan arregladitos, peinaditos y con carita de ángel -aunque luego a lo largo del día se quitan la vergüenza y empiezan las pequeñas travesuras-, nosotros les hacemos muchas fotos porque sabemos que vuestro hijo es importante para vosotros y además hay que recordarlo, ¡que crecen enseguida! Y aunque poner una foto de un bebé o niño pequeño vestido tan elegante y guapo en las redes sociales es un generador de likes sin cesar, nosotros respetamos la privacidad de los menores por lo que no subimos a nuestras redes o webs ninguna foto en la que se les reconozca si no tenemos autorización expresa y por escrito. Así que si tenéis niños no os preocupéis que estarán para comérselos en las fotos y nosotros no explotaremos ni mostraremos las caras de los menores en nuestros escaparates online.

Nuestra filosofía de trabajo

 

Cumplimos con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos

El 25 de mayo de 2018 entró en vigor el nuevo Reglamento General de Protección de Datos que se publicó en en abril de 2016 y que ha tenido un plazo de dos años para que todas las empresas que trabajen con datos personales de clientes como son nombres, correos electrónicos, números de teléfono móvil, etc… La cumplan. Siempre hemos tenido especial sensibilidad por la privacidad de las personas -ya no sólo por una cuestión legal y ética, sino porque a nosotros mismos no nos gusta dar datos personales sin motivo real- y nunca pedimos nada que nos sea estrictamente necesario. Aprovechando el renovado interés de la UE por la protección de datos, y a la vista de que no somos abogados y que, aunque intentamos informarnos lo mejor posible por nuestra cuenta -y así lo hemos hecho-, no tenemos los conocimientos exactos, hemos sido asesorados por abogados especialistas en privacidad y protección de datos para cumplir por completo el nuevo reglamento.
Por tanto, la recogida de datos que hacemos es específica, explícita y legítima, limitándose a lo necesario para el fin indicado. Garantizamos la protección de datos, el derecho al olvido, así como la modificación, eliminación o rectificación de forma sencilla -simplemente enviándonos un correo electrónico a hola@daicarestudio.com-, y almacenamos la información el tiempo estrictamente necesario para el fin acordado. Además el almacenamiento y tratamiento de datos se hace garantizando la seguridad.

 

Concienciados con el medio ambiente, la salud y el comercio local

En el trabajo, y en nuestra vida en general, somos muy conscientes del impacto que tienen nuestras decisiones, y del poder de cambio que tienen algunos pequeños gestos. Es por eso que reciclamos a diario; no tiramos ningún tipo de basura al suelo; salvo que sea completamente imprescindible utilizar vehículo privado nos desplazamos en transporte público, caminando o bicicleta -el método de transporte favorito de David-; tenemos en casa un montón de plantas (¡nos encantan!); intentamos llevar una dieta mediterránea; hacemos deporte de manera regular y siempre que es posible consumimos en el pequeño comercio local y de proximidad.

 

Disfrutamos de la pausa y de la dedicación exclusiva a aquello que hacemos, y a aquellos con los que estamos

Optamos por prescindir de un local cara al público con la intención de vivir más tranquilos al no tener gastos fijos añadidos y poder dedicarnos plenamente a lo que estamos haciendo en ese momento, sin interrupciones. Precisamente por ello nos gusta quedar en cafeterías en las que conocernos, que nos expliquéis todo sobre vuestra boda y poder contaros cómo trabajamos: por una parte propicia mucho más la conversación y el conocernos realmente (¿hay alguna forma mejor de hacerlo que hablar tranquilamente, sin límites de tiempo ni distracciones, junto a un café?); también evita que os traigamos a “nuestro territorio” y que os sintáis presionados, cosa que evitamos a toda costa. Queremos que estéis cómodos, a gusto, pues somos conscientes de la importancia de la relajación para poder sacar lo mejor de vosotros en las fotografías. Por otra parte sirve para que conozcamos nuevos rincones de nuestra preciosa ciudad -ya que vamos variando de cafeterías, pero siempre buscando aquellas que tienen un encanto especial- y de paso apoyamos a pequeños empresarios que ponen en marcha sus proyectos.
Del mismo modo, cuando quedamos con cualquier persona (ya sea clientes, amigos, o incluso estando nosotros dos solos) el móvil se queda en el bolsillo. Nos gusta vivir el momento y dedicarnos a los que tenemos delante, y no a otros a través de una pantalla.

 

Esto no es para nosotros un simple trabajo (ni un encargo más): es nuestra vida.

Nos conocimos estudiando Fotografía Artística en la Escuela de Arte Superior y Diseño de Valencia, pero antes de ello la imagen ya formaba parte de nuestras vidas. Esto no es una profesión que nos ha tocado aceptar y realizar porque no nos quedaba otra, sino una elección totalmente concienciada, una forma de vida que nos enamora y que nos da muchísimo. Tanto, que nos ha hecho compartir nuestra vida desde hace más de 3 años. Pero no sólo eso: absorbemos imágenes. Le prestamos atención a todo: series, películas, carteles, localizaciones de la ciudad, puertas de garajes, paredes, materiales de construcción, plantas, calles, carreteras, plazas… Todo es susceptible de crear una foto.
Los fines de semana creamos recuerdos e historias que hablan sobre un día mágico: el día de vuestra boda. Lo hacemos buscando siempre la naturalidad, sabiendo lo que os cuesta posar delante de la cámara, pero entre semana hacemos más. Además de editar reportajes de boda, David también hace retratos editoriales y reportajes de arquitectura, y Carla ilustra. Ambas corrientes nos ayudan a refrescar la mirada constantemente y reciclar la forma que tenemos de hacer fotografía. Como decimos, vivimos por y para esto. En ningún momento es algo a lo que estamos forzados, sino que nos encanta.

 

Esta es, en un vistazo a grandes rasgos, nuestra manera de vivir, de ser y de trabajar. Estos serían los puntos importantes de nuestros valores y filosofía de trabajo (y vida). Nos apasiona lo que hacemos, intentamos en todo momento ayudaros en lo que podemos, somos flexibles y nos adaptamos a vuestros horarios y vuestras necesidades. Hacemos las cosas con ilusión, con pasión y siempre pensando en vosotros. Esperamos que esta serie de puntos os ayude a reflexionar y a conocer mejor quién forma parte de la organización de vuestra boda. Os animamos a que cuando os reunáis con profesionales preguntéis por su filosofía de trabajo.

 

¿Aún no tenéis fotógrafo para vuestra boda? ¡Escribidnos!

 

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por David R. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es para responder a tu consulta. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a hola@daicarestudio.com. Ver política de privacidad.